En Multillantas y Servicios Especializados Auditorio sabemos lo importante que es mantener tu vehículo en movimiento, por eso, los arañazos o las abolladuras en los rines, pueden hacer que las llantas de tu carro se vean feas y en peor estado de lo que realmente están. Debes prestar atención al problema que presenten tus rines, por lo que debe ser necesario por los especialistas.


Para conocer sobre el tipo de rines debes saber:

  • Aleación aluminio: Son los rines más habituales en los carros, están fabricadas a partir de una aleación de aluminio y no se corroe como otros metales. Sin embargo, es un material relativamente sensible a golpes y rasguños, y la mezcla de agua y sal hacen que su aspecto empeore.
  • Acero: la solución más robusta y económica. Si están dobladas, normalmente pueden ser reparadas, en cuanto a aspecto se refiere, se oxidan. El problema se hace menos visible con el uso de tapacubos, pero nunca tendrán la estética de unas llantas de aleación.
  • Cromadas:Llaman mucho la atención y se ven de lejos, pero su reparación (mediante arenado o repintado) suele ser bastante costoso, incluso a la par que comprar una llanta de cromo nueva.
  • Revestidas de plástico: Son parecidas a las cromadas, pero sensiblemente más ligeras y notablemente más baratas de hacer para el fabricante. Como sucede con la mayoría de los plásticos, su reparación es bastante dificultosa. Así que, o se reemplaza la rueda o se intenta sustituir la capa de plástico (que no siempre es posible).